viernes, 20 de mayo de 2011

ENSAYO : TRASPLANTES DE ORGANOS

LOS TRASPLANTES DE ÒRGANOS


 

Los Trasplantes de órganos son hoy en día una respuesta, para restablecer la salud dell ser humano.

RESUMEN
  La donación de órganos es un acto en el cual una persona muestra un comportamiento altruista y cede a otra,  alguno(s) de sus órganos con la finalidad de restablecer o mejorar la salud de aquélla, siendo esta oportunidad de favorecer al individuo en circunstancias difíciles de supervivencia. La situación en el mundo respecto a la donación es crítica así como en México. La demanda de órganos ha aumentado considerablemente desde 1963 cuando se realizó el primer trasplante de riñón en el país. Las donaciones post-mortem es entre 300 y 400 al año. En este sentido, la donación cadavérica en México es muy pobre, Pero España es el líder  mundial en trasplantes derivado de la importancia  respecto a esta problemática. Por ello presentar este trabajo es dar un panorama general de los referente a Trasplantes de órganos, del avance con nuevas técnicas  y los procesos para la realización efectiva en el ser humano, dentro de un contexto moral, ético y religioso.
Palabras clave: Donación,  trasplantes, altruista, órganos, post-morten

 

ABSTRACT


Organ donation is an act in which a person exhibits altruistic behavior and gives to another one (s) of their bodies in order to restore or improve the health of it, with this opportunity to encourage the individual in difficult circumstances survival. The situation in the world regarding the donation is critical as well as Mexico. The demand for organs has increased considerably since 1963 when he performed the first kidney transplant in the country. The post-mortem donation is between 300 and 400. In this respect, cadaveric donation is very poor in Mexico, but Spain is the world leader in transplantation based on the size on this issue. Therefore this paper is to present an overview of the concerning organ transplants, the development of new techniques and processes for the effective in humans within a moral context, ethical and religious.

Keywords: donation, trasplant, altruistic, organs, post-mortem





INTRODUCCIÓN
El tema de los trasplantes de órganos es uno de los más importantes en los últimos tiempos. En el campo de la cirugía los indios son reconocidos por ser los más diestros de toda la antigüedad. Se cree que fueron los primeros en realizar un trasplante de piel y cirugía plástica de la nariz.
Uno de los avances más significativos de la cirugía moderna es el trasplante de órganos vitales de una persona a otra. Desde que se realizó el primer trasplante de riñón en el Peter Bent Brigham Hospital en Boston en 1951, se han realizado con éxito numerosos trasplantes de riñón.
También se han trasplantado con éxito dientes, córneas, hígado, corazón y glándulas endocrinas. El primer trasplante cardiaco humano fue realizado en 1967 por Christian Barnard en Ciudad del Cabo, Suráfrica.
Barnard, Christian Neethling (1922- ) nació en Beaufort West. Se licenció en medicina en la Universidad de Ciudad de El Cabo en 1953 y se doctoró en la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) en 1958. Ese mismo año volvió a la Universidad de Ciudad de El Cabo para enseñar cirugía, especializándose en las intervenciones a corazón abierto y en el diseño de válvulas cardiacas artificiales. El 3 de diciembre de 1967 realizó el primer trasplante de corazón humano, transfiriendo el órgano de una mujer de 25 años al cuerpo de Louis Washkanky, un comerciante de 55 años que murió 18 días más tarde. El segundo trasplante se realizó el 2 de enero de 1968 a Philip Blaiberg, que vivió 563 días después de la operación.
Se descubrió que el sistema inmune era el causante de la enfermedad por factor Rh, y responsable del fracaso de los trasplantes de órganos. Esto llevó al desarrollo de un antisuero que fue eficaz para eliminar la enfermedad del Rh y al empleo de fármacos que inhabilitan de forma temporal al sistema inmunológico y permiten el trasplante de órganos, en especial de los riñones. Para combatir las reacciones inmunes que pueden provocar el rechazo del trasplante los receptores son tratados con fármacos como la ciclosporina.
Otro punto que es muy importante mencionar son los factores principales que han ocasionado el exagerado aumento actual de los costes hospitalarios. Uno de ellos y que es el que nos ocupa es el coste de los nuevos equipos necesarios para el trasplante de órganos, por lo que a veces los trasplantes de órganos no se pueden realizar en todos los hospitales y no son accesibles a personas de bajos recursos, por lo que tienen que realizarse campañas para reunir los fondos necesarios y así poder operarse en clínicas privadas o si el trasplante es muy delicado y requiere técnicas muy avanzadas y equipos innovadores tienen que operarse en el extranjero, casi siempre en los Estados Unidos.
Los trasplantes de órganos se han convertido en una solución habitual, propiciada por la conciencia creciente de donantes y familiares, de la angustiosa situación de muchos enfermos que, de no mediar un trasplante, están condenados a una muerte segura. España es líder en este aspecto, tanto por el número de donantes como por el sistema que lo organiza. En España, cumple esta tarea la Organización Nacional de Trasplantes, organismo técnico del Ministerio de Sanidad y Consumo, sin atribuciones de gestión directa y cuya misión fundamental es la promoción, facilitación y coordinación de la donación y el trasplante de todo tipo de órganos, tejidos y médula ósea. Hoy día, España cuenta con un sistema que sirve de modelo para otros países de todo el mundo.
No hay duda que el desarrollo acaecido en el mundo de los trasplantes durante la segunda mitad del siglo XX ha poseído una gran coherencia, y que al final de su última fase puede decirse que el modelo ha alcanzado una gran coherencia interna
Cabe decir que se ha cerrado un ciclo. Hoy la teoría y práctica de los trasplantes está completa. No hay duda que durante los próximos años y décadas se irán introduciendo novedades en todos o casi todos sus ámbitos, y que el trasplante se convertirá cada vez más en un procedimiento terapéutico decreciente importancia.
El problema está en saber si esas novedades que sin duda van a producirse, afectarán al núcleo de la teoría de los trasplantes o por el contrario tendrán un carácter meramente periférico, en el sentido de que no cambiarán los principios básicos de la doctrina elaborada a lo largo de este último medio siglo. Y aunque no es fácil predecir el futuro, hay indicios de que durante las próximas décadas puede producirse una auténtica revolución que coloque todo este tema a un nivel completamente nuevo y distinto del anterior.
El punto central está en la posibilidad, hoy aún remota, pero desde luego mucho menos que hace sólo una década, de que los órganos procedan de animales manipulados genéticamente o sean de origen completamente artificial, como en el caso del modelo recientemente probado de corazón artificial interno.
Estos dos procedimientos, tan distintos entre sí, tienen un punto en común, y es que permitirían convertir los órganos para trasplante en productos sanitarios como cualesquiera otros, como los fármacos o los aparatos diagnósticos, y por tanto comercializables por las empresas productoras exactamente igual que se hace con cualquier otro producto sanitario.
Esto significaría el final de la doctrina de la donación altruista, y obligaría a elaborar normas completamente nuevas de manejo de estas situaciones.
La otra posibilidad, no menos remota que la anterior, poro tampoco menos prometedora, es que el mejor conocimiento de las posibilidades de las células madre existentes en órganos adultos permitiera elaborar con células del propio paciente, y por tanto con idénico sistema HLA, tejidos que permitan reparar las pérdidas sufridas (piénsese, por ejemplo, en el trasplante de piel en grandes quemados), e incluso órganos. De conseguirse esto último, los órganos serían genéticamente idénticos a los del propio individuo, hasta el punto de poder afirmar que en un sentido muy profundo serían suyos. Esto también daría al traste, por motivos casi opuestos a los anteriores, a la doctrina de la donación. Pero todo eso son, hoy por hoy, meros futuribles.
En la situación en que nos encontramos lo correcto es continuar perfeccionando el funcionamiento de la actual organización de trasplantes, mejorando la formación de los profesionales y del público en general y buscando cotas cada vez más altas de calidad y excelencia. La tarea lo merece; aún más, lo exige.




CONTENIDO
Desde un punto de vista programático la materia de los trasplantes de órganos, tejidos y materiales anatómicos tiene que ver con los derechos individuales que son aquellos inherentes a la persona humana y entre los cuales se encuentra el derecho a la integridad física.
El Registro Mundial de Trasplantes cifra en 99.321 los trasplantes de órganos sólidos efectuados en el último año en todo el mundo, si bien mucho países de África y Asia están cifras deben considerarse una aproximación. Según estos mismos datos, España, con una tasa de 34.2 donantes por un millón de población pmp). Continúa reforzando su liderazgo mundial en esta materia. En  2008 se efectuaron en España un total de 3,945 trasplantes lo que representa el 14.3% de todos  los que se hicieron en la Unión Europea en ese año.
Esta información la recoge la publicación oficial de la Comisión de Trasplantes del Consejo de Europa (Newsletter Trasplant), en su edición de este año, que acaba de publicarse. Newsletter  Trasplant esta editada por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), del Ministerio de Sanidad y Política Social y es la única fuente de información oficial en el mundo que refleja los datos internacionales de donación y trasplante de órganos.
Europa, que en los últimos años registraba un descenso continuado en la tasa de donación, parece haber recuperado el pulso, alcanzado los 18.2 donantes por millón de población frente a los 16.8 del año anterior.
Según Newsletter  Trasplant , la OTN cifra en 8.959 los donantes registrados en la UE el año pasado, lo que supone un incremento de un 8% respecto a los datos de 2007.
Este aumento es más acusado en los países latinos con sistemas muy parecidos al español, especialmente en Portugal, que ha alcanzado los 26.7 donantes p.m.p (23,9 en 2007, situándose en el segundo puesto en el ranking mundial de órganos, solo por solo por detrás de España.
El Reino Unido, que acaba de adoptar el modelo español de trasplantes, también ha incrementado su tasa de donación en más de un punto, con 14.7 donantes p.m.p. En cambio, descienden los donantes en los países del centro de Europa, como Alemania, Holanda o Bélgica.
Pese a ello, se observa un estancamiento en el número de trasplantes (cercano a los 28,000), como consecuencia del progresivo envejecimiento en la Unión Europea.

Esta publicación también recoge el número de pacientes europeos en lista de espera para recibir un trasplante. A 31 de diciembre de 2008, 63.107 personas esperaban un trasplante en Europa (61.905 en 2007).
Fuentes.-Ministerio de Sanidad política Social e Igualdad.- Gobierno de España.- Crónica Social.- 2009.

LA LEY RECONOCE DOS TIPOS DE DONANTES:
VIVO
El donante vivo es el que mantiene esa calidad luego de la donación, y los elementos de donación pueden fluidos como sangre, tejidos como la piel, células como las de la médula ósea, u órganos como el corazón o el riñón.
Cabe aclarar que a donación de un ser humano vivo a otro puede resultar improcedente e ilícito cuando se intenta proveer de ciertos órganos únicos en el organismo como es el caso de hígado, corazón, páncreas, tejido cerebral, e incluso corneas, que implicarían la muerte del donador, se pone en riesgo la vida de personas sanas que deben ser sometidas a una intervención quirúrgica.
CADAVERICO
Por su parte es considerado un donante cadavérico cuando el donador está diagnosticado con muerte encefálica, en el cual los órganos a trasplantar son mantenidos con vida hasta el trasplante mediante técnicas de ventilación artificial y medicamentos que permiten que el corazón siga latiendo e irrigando los órganos candidatos a ser trasplantados.
Este tipo de donación es un tanto rechazado por muchos en la medida de que ha enfrentado una serie de obstáculos de diversa índole debido al concepto cultural de muerte que se define en términos de latido cardiaco y respiración y no como una cesación de las funciones cerebrales. No obstante, México ha adoptado los criterios universales de muerte cerebral, establecidos en las convenciones de Protección a la Salud. Existen diversos tipos de trasplantes definidos como:
Autotrasplante:
Cuando el donador y receptor son el mismo individuo. Se utiliza fundamentalmente en caso de tejidos: piel, hueso o médula espinal.
Isotransplante
Cuando donador y receptor son gemelos idénticos o univitelinos. Se evita totalmente el problema del rechazo.
Alotrasplante u homotrasplante
Cuando donador y receptor son individuos de una misma especie no genéticamente idénticos. Este es el tipo de trasplante más común de células, tejidos y órganos entre humanos.
http://usuarios.advance.com.ar/cucailapampa/Vin/las_religiones_y_la_donacion.htmBioética.- Implicaciones éticas del transplante de órganos. Dr Jorge E Maza Vallejos. Instituto Nacional de Pediatría. Páginas 182- 183.


Xenotrasplante o heterotrasplante o trasplante heterólogo
Cuando donador y receptor son de especies distintas. Ejemplo de esto es la utilización de válvulas cardiacas porcinas(de cerdo) en humanos.
TIPOS DE DONADORES.
La Ley reconoce dos tipos de donación: aquella que se realiza entre vivos y aquella que se obtiene de una persona que se compruebe previamente la perdida de la vida, cada una en su caso deberá contar con el respectivo consentimiento manifestado de cualquiera de las dos formas señaladas:
Consentimiento Tácito: Se presenta cuando el donador no haya manifestado su negativa a que su cuerpo o componentes sean utilizados para trasplantes y además se obtenga el consentimiento de las personas legalmente facultadas para otorgarlo.
Se ha optado por el sistema de no constancia de oposición considerando que el pueblo peruano se ha destacado por la práctica constante de sus valores en casos de emergencia, esto es el altruismo y la solidaridad.
Las personas que pueden otorgar el consentimiento por una persona que perdió la vida y no dejó constancia de oposición a la donación son: el o la cónyuge, el concubinario, la concubina, los descendientes, los ascendientes, los hermanos, el adoptado o el adoptante; conforme a este orden señalado.
El consentimiento tácito solo aplicará para la donación de órganos y tejidos una vez que se confirme la pérdida de la vida del disponente. Los órganos y tejidos sólo podrán extraerse cuando se requieran para fines de trasplantes.
Consentimiento Expreso: Constará por escrito y aplica para donaciones entre vivos o para aquellos en los que se compruebe la pérdida de la vida, se considera como elemento importante para el consentimiento la plena deliberación del donante y la plenitud de sus facultades y capacidades. Esta decisión es revocable en cualquier momento por ser absolutamente libre, basta la manifestación por escrito para que quede formalmente expresado el consentimiento del donador mismo que no podrá ser revocado por terceros.
El elemento consentimiento del donante es personalísimo y libre. Nadie puede otorgar su consentimiento por otro por ello existen restricciones respecto de las personas que a continuación se indican:
* El tácito o expreso otorgado por menores de edad, incapaces o por personas que por cualquier circunstancia se encuentren impedidas para expresarlo libremente.
* El expreso otorgado por una mujer embarazada bajo ciertas condiciones.
Así también las donaciones tienen como principios el altruismo, ausencia de ánimo de lucro y la confidencialidad por lo cual esta prohibido el comercio de órganos.

  • LA DECISIÓN DE DONAR ÓRGANOS.
La mayoría de la gente supone que su decisión de donar sus órganos por el solo hecho de haberla pensado se va llevar a cabo; a pesar de conocer la última voluntad del donador, la decisión definitiva de la donación recae en los familiares o deponentes secundarios.
El temor generado por la disposición de órganos ajenos se manifiesta no solo con el público en general, sino también entre los médicos y los agentes del Ministerio Público. Entre los médicos ven como una medida de seguridad contar con la autorización expresa de los familiares que los exonere de posibles responsabilidades.
  • PERFIL DEL DONADOR.
Se ha encontrado que recae más entre las mujeres que en los hombres, solteros y casados, en los grupos comprendidos entre los 20 y 59 años de edad, y cuyo deseo de donar se incrementa conforme aumenta la escolaridad y el nivel socioeconómico.
El mayor porcentaje encontrado en la aceptación de donar sus órganos se encontró en las mujeres que en los hombres, debido esto a que las mujeres están más inclinadas a donar parte de cuerpo en relación con su función biológica de ser madres como una prolongación de su propia maternidad de su generosidad innata o aprendida y su deseo de querer dar vida.
Con relación al estado civil es comprensible que la disposición a donar disminuya en las personas solas, ya que se incrementa la posibilidad de la presencia de un componente de depresión. Por lo tanto la disposición de donar se incrementa en personas casadas.
  • OBSTÁCULOS A LA DONACIÓN DE ÓRGANOS.
Las dificultades a vencer que son percibidas justamente como obstáculos por la población son las siguientes:
§  Desconocimiento de la voluntad del deponente originario
§  En ocasiones el disponente originario toma en vida la decisión de donar pero no la comunica a sus familiares cercanos.
§  Violación a la voluntad del donador
§  Que la voluntad no sea cumplida
§  El concepto de muerte cerebral
§  Implica asumir nuevas concepción culturales de existencia y muerte entre la población
§  La desinformación
No existe información sobre donación y trasplante en las instituciones educativas nacionales desde nivel básico hasta profesional; como cuales enfermos son susceptibles de trasplantes, cuantos años viven los trasplantados y en el que condiciones, cuales son sus ventajas y las desventajas de los transplantes
www.monografias.com.trabajo 7/mafu/mafu-shtml, www.monografias.com.trabajos/esplodemo/explodemo.shtml.
En general se considera que la población no tiene información ni sabe dónde conseguirla. Cuanto mayor información exista en la población habrá mejores oportunidades de fundamentar o justificar la donación de órganos.
Momento crítico de la decisión
Asimilar la perdida de un ser querido y responder ante un nuevo concepto de perdida de vida y por otro lado, tomar una decisión sobre el destino del cuerpo de otra persona que en la mayoría de los casos no fue considerada con anterioridad.
Ø  La desconfianza en el destino de los órganos
Ø  Temores como tráfico de órganos, su comercialización y actos de corrupción
Ø  Concepto de mutilación
Ø  La toma de órganos concebida como mutilación del cuerpo
Ø  La desconfianza en el diagnóstico médico
Ø  El diagnostico de muerte cerebral genera desconfianza. La barrera más difícil de superar es concebir otro tipo de muerte diferente a la aceptada tradicionalmente donde existen atributos de vida como la extirpación y el latido cardiaco.
Ø  Retribución por donar.
Existen casos en que los familiares plantean de manera indirecta de le sea retribuida la donación, sin considerar el carácter altruista de la misma. En general solicitan la bonificación del costo de la hospitalización, de los trámites funerarios, la remuneración económica por el órgano, el condicionamiento del destino de los órganos o bien tener prioridad en la lista de espera en caso de necesitar un órgano en el futuro.
Pensamiento mágico o religioso
Otro obstáculo a la donación pro muerte cerebral se relaciona con el pensamiento mágico. El pensamiento mágico puede afectar la donación de órganos en diferentes modos y de acuerdo con el grado de confianza única en los designios "divinos". Algunos se niegan a donar órganos pensando que sus actos se contraponen a la voluntad divina.
Se dan casos en que el personal medico, ante la solicitud de órganos ha expresado que el pensamiento religioso llega a enfrentarse con la ciencia médica. Ello deja ver la enorme influencia que aun tienen los religiosos entre un determinado grupo de personas.
Otros se niegan a donar motivados por la esperanza de la recuperación o de un milagro, misma que es generada por el desconocimiento, rechazo o incredulidad del concepto de muerte cerebral. Esta respuesta se encontró también entre el personal medico y paramédico.
Transplantes de Órganos, Eduardo A. Santiago-Delpín Octavio Ruiz-Speare, Segunda Edición, JGH Editores.
www.bioetica.org

LA CULTURA DE LA DONACIÓN.
Tener cuanto antes en la mente de los mexicanos la cultura de donación de órganos, es imprescindible en la medida en que hay cada día muertes por no tenerla, ya que las necesidades del país en la materia, que son enormes.
En México, de acuerdo con datos del sector salud, anualmente mueren unas 380 mil personas que podrían ser candidatas para donar. ¿Cuántas vidas se habrían salvado de contar con un sistema integral de trasplantes en todo el territorio nacional? (yo recordaría aquí que inclusive un cadáver puede salvar hasta 6 vidas)…..en nuestro país hay siete donadores por millón de habitantes (pmh), cifra ínfima comparada con las necesidades reales (se requerirían más de 40 donadores pmh) y con lo que se hace en otros países, como España -el líder mundial en este rubro-, que tiene 35, o Estados Unidos, que cuenta con 26 donantes pmh. El número es incluso bajo para el promedio que se registra en América Latina, de 10 donadores pmh.
Investigadores afirman que la causa de ello (que México esté muy por debajo de otros países) es precisamente la cultura de la donación, a lo que se le agrega algunas carencias en los procedimientos de la extracción, transporte y trasplante de órganos.
(sigue cita) “Rosendo Arrayales Terán investigador, demostró las graves carencias persistentes en nuestro país en ese sentido. De acuerdo con sus investigaciones, la información que se proporciona a los infantes y adolescentes es insuficiente para crear una conciencia social sobre este asunto. La mayoría de los jóvenes del primer grado de secundaria de 15 escuelas de aseguraron no haber recibido información sobre la donación y trasplante de órganos, pese a que el tema forma parte del plan de estudios del sexto grado de primaria.
Se debe tratar este tema con mayor seriedad, por los maestros de educación básica que imparten los programas de estudio, pero creo que todo ello es un círculo vicioso que comienza desde que no se les da la suficiente información ni a los maestros ni a los padres de familia de ello.
SITUACIÓN DE LOS TRASPLANTES
La mayoría de los países tienen, por lo menos, programas de trasplante renal, y algunos realizan trasplantes de órganos sólidos. El aumento del número de trasplantes renales es evidente, como puede observarse en la tabla 1. El número de trasplantes renales realizados anualmente en América Latina corresponde aproximadamente al 12% de la actividad de trasplante registrada en el mundo.
Aún así, la tasa de donantes activos y de trasplante, por millón de habitantes, es muy baja en la mayoría de los países, y muchos utilizan donantes vivos en más del 50% de los trasplantes renales.
Está situación se produce entre otras razones, por la ausencia de una política efectiva de incentivo a la donación y a los trasplantes en la mayoría de los países. A pesar de que algunos países poseen organizaciones nacionales y/o regionales para controlar el proceso de donación-trasplante, el número de coordinadores hospitalarios de trasplante es insuficiente, y la mayoría de los hospitales no los posee.
El proyecto Siembra, un programa promovido por la Organización Nacional de Trasplantes en colaboración con entidades públicas españolas como la Universidad de Barcelona y el Fondo de Investigaciones Sanitarias, formó en los años 1994 y 1995, 30 coordinadores de trasplante procedentes de 14 países latinoamericanos.
Los profesionales entrenados en España, algunos con cargos de gran relevancia en sus países de origen, poseen actualmente una mayor experiencia y un mejor conocimiento de la situación real de sus países y de sus dificultades, en el área de la salud y especialmente en la de donación y el trasplante.
Estos coordinadores de trasplante, reunidos en la República Dominicana, el 18 de junio de 2001, durante el XVI Congreso Latino-Americano de Trasplante, decidieron formar,  junto con los demás coordinadores de trasplante presentes en el Congreso, y con el apoyo de los coordinadores de trasplante de España, el Grupo PUNTA CANA. Esta denominación constituyó un homenaje al lugar donde se celebró el Congreso.
El objetivo de este grupo es, utilizando su experiencia con el “modelo español”, desarrollar la actividad de donación y trasplantes en América Latina y Caribe. El objetivo inicial a conseguir podría ser alcanzar una tasa inicial de 10 a 15 donantes “efectivos” por millón de población y año, en la mayoría de los países.
La primera actividad del Grupo Punta Cana fue la elaboración de un documento, la Declaración de Punta Cana sobre Donación de Órganos que fue entregado al Excmo. Sr. Presidente de la República Dominicana, Ing. Hipólito Mejía. Este documento deberá ser distribuido igualmente al resto de los gobernantes latinoamericanos.
El paso siguiente fue la decisión del Grupo de realizar un estudio más profundo sobre la realidad de cada país en cuanto a la financiación, la situación legal y los aspectos organizativos de los trasplantes.
Por lo que se refiere a la financiación, se debe conocer, en cada país, el sistema de salud, la cobertura del sistema público para los trasplantes y para la diálisis (si para toda la población o para determinados grupos), así como la disponibilidad de fármacos inmunosupresores a los pacientes.
En algunos países, tan solo la parte de la población que posee el seguro social, tiene acceso al trasplante, y a otras formas terapéuticas de alta complejidad como la diálisis. Por ejemplo, aproximadamente el 30% de la población de Perú o el 25% de Ecuador poseen el seguro social. En estos países, la mayoría de la población puede ser donante, pero no receptora de órganos para trasplante. En otros países latinos en cambio, toda la población tiene asegurada una atención médica a cargo del sistema de salud.
Este estudio inicial permitirá proponer medidas que permitan el acceso de toda la población a estas terapéuticas independiente de su situación socioeconómica.
La mayoría de los países latinoamericanos tienen leyes reguladoras de los trasplantes. Sin embargo, no hay ninguna recopilación donde se resuma la forma de regulación del diagnóstico de muerte, las formas de autorización, la prohibición del comercio, las restricciones del donante vivo no emparentado y el control de la distribución de órganos y tejidos. Es necesario, por lo tanto, obtener todas esas legislaciones y analizarlas; para en una fase posterior intentar obtener una homogenización de los aspectos más relevantes.
Con respecto a los aspectos organizativos, deben conocerse el número de hospitales que realizan extracciones y trasplantes de órganos en cada país. También, debe haber un registro de los trasplantes realizados, del número de potenciales donantes, del número de donantes efectivos y de los motivos de pérdida de donantes. Este registro debería iniciarse de inmediato, con los resultados del 2000 y del primer semestre del 2001. Este registro quedará establecido en Montevideo, bajo la dirección del Dr. Raúl Mizraji, Secretario del Grupo Punta Cana.
Durante este año, deberán recogerse todos los datos, que serán analizados y discutidos con el fin de poder adoptar decisiones durante el próximo encuentro del Grupo Punta Cana, que se realizará en agosto de 2002, en Buenos Aires, durante el Congreso de la Sociedad  Internacional de Trasplantes.
Se debe también elaborar un directorio de todos los coordinadores de trasplante de América Latina, iniciando la comunicación mediante el envío de un boletín informativo semestral. El primer boletín debe publicarse en el transcurso de este año.
El Grupo Punta Cana se propone, por tanto, trabajar para colaborar activamente en la estructuración de una política que contemple todos los aspectos relacionados con la donación y el trasplante en América Latina.
DECLARACIÓN DE PUNTA CANA SOBRE LA DONACIÓN DE ÓRGANOS
La actividad de trasplante de órganos y tejidos es una terapéutica consolidada en el mundo, y está al servicio de toda la sociedad.
Durante muchos años los profesionales latinoamericanos han trabajado intensamente en la obtención y el trasplante de órganos, pero aún las tasas de donación son insuficientes para cubrir las crecientes necesidades de nuestros pacientes.
Para mejorar esta situación y adaptarnos a las necesidades presentes y futuras sería necesario:
1)      Contar con la solidaridad de toda la sociedad.
2)      Adaptar las estructuras organizativas y funcionastes  para afianzar el desarrollo presente y futuro de los Programas de Trasplante de Órganos y Tejidos, a través de la mejora de la infraestructura actual.
3)      Unificar esfuerzos de los profesionales de la donación en Latinoamérica para colaborar en la búsqueda de soluciones para nuestros pacientes.
4)      Colaborar con los medios de comunicación para continuar educando e informando a la sociedad.
5)      Los coordinadores Latinoamericanos de Procuración nos comprometemos a colaborar en nuestros gobiernos en la búsqueda de soluciones.
Solicitamos a los gobiernos latinoamericanos propiciar un compromiso social en nuestros países para apoyar los Programas de donación de órganos y tejidos y facilitar el acceso al trasplante a todo latinoamericano que lo necesite. Brasil, Uruguay, República Dominicana, Venezuela, Ecuador, Perú, Argentina,  Paraguay, España.
El Tratado de los Derechos Humanos suscrito por Venezuela y producto de la reunión de los Estados americanos en San José de Costa Rica en 1961 establece en su articulo 5 numeral 1: "toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral".
Los trasplantes de órganos se han convertido en una solución habitual, propiciada por la conciencia creciente de donantes y familiares, de la angustiosa situación de muchos enfermos que, de no mediar un trasplante, están condenados a una muerte segura. España es líder en este aspecto, tanto por el número de donantes como por el sistema que lo organiza. En España, cumple esta tarea la Organización Nacional de Trasplantes, organismo técnico del Ministerio de Sanidad y Consumo, sin atribuciones de gestión directa y cuya misión fundamental es la promoción, facilitación y coordinación de la donación y el trasplante de todo tipo de órganos, tejidos y médula ósea. Hoy día, España cuenta con un sistema que sirve de modelo para otros países de todo el mundo.

ASPECTOS RELIGIOSOS EN LA DONACIÓNDE ÓRGANOS PARA TRASPLANTES.

Donación de órganos acto de amor: tras clasificar la donación de órganos como un autentico acto de amor, el Papa puso en relieve que el cuerpo humano no puede ser considerado únicamente como un complejo de tejidos órganos y funciones, sino que es parte constitutiva de la persona. Por eso dijo el Papa “toda tendencia a comercializar órganos humanos o a considerarlos como unidades de intercambio o de venta, resulta moralmente inaceptable, porque a través de la utilización del cuerpo como objeto, se viola la misma dignidad de la persona”. Juan Pablo II destacó también la importancia de que la persona que done los órganos sea adecuadamente informada, de modo que decida libremente y en caso de imposibilidad, se requiere un eventual consenso por parte de los parientes. Por una parte condena el peligro de recurrir a la eutanasia, para aumentar la disponibilidad de órganos, pero al mismo tiempo reconoce el valor ético de la donación de órganos. El planteamiento de las grandes religiones es equiparable a los de la iglesia católica, por lo que a podido afirmarse que las restricciones religiosas son mas imaginarias que reales.

Cf. Elizari, F. La iglesia católica ante el trasplante de órganos. Revista Española de trasplante de  rganos.2001(3):23-26

DILEMAS BIOÉTICOS EN TORNO A LOS TRASPLANTES.
Históricamente, en los trasplantes aparecen problemas bioéticos agrupados en las diferentes etapas por las que han pasado, estas son:
                                 
1.      Experimental (1950-1975): se plantean todos los problemas bioéticos de la experimentación en humanos. Los criterios de Muerte Encefálica (ME) no estaban bien establecidos y tampoco legislados, considerándose mutilación la obtención de órganos de donantes vivos.
2.      Consolidación (1975-1983): se legisla acerca de la ME y sobre las condiciones que debe cumplir el proceso de donación y trasplante, mejora la relación riesgo-beneficio y costo-beneficio, pero se cuestiona la aplicación de fondos para los mismos.

3.      Terapéutica: aparece la ciclosporina  y con ella una efectiva inmunosupresión, comenzando a ser el trasplante un tratamiento efectivo. Los dilemas bioético
que se plantean están relacionados mayormente con la escasez de recursos y órganos, los altos costos y la justa elección de los receptores[1].

En cuanto a la utilización de esta terapia en humanos se debe tener muy en cuenta tres principios fundamentales: a) el procedimiento debe estar avalado por una importante investigación científica; b)  los cirujanos y demás integrantes del equipo deben tener experiencia suficiente y c) la institución donde se practiquen debe tener reconocimiento por su trayectoria científica y ética[2].
Es importante considerar que previo a cualquier planteo bioético, se debe dilucidar los aspectos científicos y/o técnicos involucrados ya que una “mala ciencia” (en lo metodológico y lo técnico) es una “ciencia mala” (en lo ético, lo moral) por el principio fundamental de la no-maleficencia.
Los valores y principios de la búsqueda del bien (principios de beneficencia y no-maleficencia), el respeto a las personas (principio de autonomía)y
 La equidad  (principio de justicia) son perfectamente aplicables en el tema trasplante.
En la actualidad, la gran mayoría de los trasplantes se realiza como un acto terapéutico, ya validado por experimentación previa, por lo tanto, el problema ético pasa a ser:

1) El diagnóstico de muerte: la gran mayoría de los órganos para trasplante se obtienen desde cadáver. La definición consensuada por la gran mayoría de la sociedad, de la muerte neurológica como “verdadera muerte” es el hito que ha permitido el desarrollo de la era de los trasplantes. Por esa relación y el riesgo ineludible que supone ante la gran demanda de órganos existente, el acto médico del diagnóstico de muerte debe ser motivo de preocupación ética permanente de los médicos que lo realizan.
[1] Pace RA. Aspectos éticos de los trasplantes de órganos. En: Cuadernos del programa regional de bioética. OPS-OMS 1997; 4: 149-70.
[2] Moore FD. Three ethical revolutions: ancient assumptions remodeled under pressure of transplantation. Transplant Proc 1988; 20: 1061-7.

[3] Manzini Rueda, Roberto,
Conflictos bioéticas en trasplante de órganos y tejidos, Programa Regional de Bioética OPS/OMS: e-mail: bioetica@chi.ops-oms.org, 
Pág. Web: www.bioetica.ops-oms.org

.
Desde  la perspectiva filosófica, el problema es establecer qué es la vida y qué es la muerte. Siendo la vida humana una vida animal dotada de razonamiento e integralidad de funciones, la muerte se producirá cuando se pierdan total e irreversiblemente esas condiciones. Éste es el caso de la muerte cerebral o encefálica. En este orden de ideas, los dos principales problemas éticos en este sentido son: La certeza del diagnóstico clínico e instrumental y la validez del criterio neurológico de muerte para todas las personas.


2) La obtención de órganos y tejidos: el respeto del principio de autonomía obliga a consultar siempre antes de extraer un órgano o tejido para trasplante, sin embargo existe un conflicto entre el “consentimiento explícito” y “consentimiento presunto” que en las legislaciones latinoamericanas ha sido resuelto en favor del primer concepto. El posible conflicto entre los principios bioéticos de la autonomía, la beneficencia y el bien común (justicia) tiene lugar cuando se establece el dominio del cuerpo, es decir si se es competente o incompetente para la exigencia o no de consentimiento explícito tendiente a la donación. Cuando no existe expresión previa de voluntad, serán los familiares más cercanos quienes documenten el consentimiento para la extracción de órganos.

3) La utilización de recursos escasos: la principal preocupación ética en el ámbito de la justicia distributiva lo constituye la adecuada asignación de los escasos órganos y tejidos existentes a las personas que más lo necesiten. Respecto del principio de equidad en los trasplantes tradicionales, la evaluación costo-beneficio actual es ampliamente favorable a la indicación de trasplante en la mayoría de los órganos.


 La situación actual es distinta en el caso de la aplicación de biotecnología genética en trasplantes de órganos y tejidos ya que éste es un campo de experimentación que depende de las inversiones de grandes empresas de investigación genética, que esperan obtener utilidades, al igual como ocurre en la industria farmacéutica. La falta de controles éticos y legales adecuados sobre estas investigaciones puede generar un conflicto gravísimo entre la autonomía y el bien común[3].
BIOÉTICA EN LOS TRASPLANTES
Desde mediados de los años 1970, la bioética un área relativamente nueva de la ética, se ha convertido en la vanguardia de la ciencia clínica moderna. Muchos argumentos filosóficos contra la donación de órganos provienen de este campo. Generalmente, los argumentos se originan en consideraciones éticas deontológicas o teleológicas.
Consideraciones deontológicas
Iniciado por Paul Ramsey y Leon Kass, son pocos los bioéticos modernos que están en desacuerdo sobre el estatus moral de la donación de órganos. Ciertos grupos, como los gitanos, se oponen a la donación de órganos por razones religiosas, pero la mayor parte de las religiones del mundo apoyan la donación como un acto caritativo de gran beneficio para la comunidad. La autonomía del paciente, el testamento vital y la curaduría hacen casi imposible que tenga lugar una donación de órganos involuntaria. En temas relativos a la salud pública, es posible que el interés apremiante del Estado se imponga sobre el derecho del paciente a la autonomía.
Desde un punto de vista filosófico, los temas principal que rodean la moralidad de la donación de órganos son de naturaleza semántica. El debate sobre la definición de vida, muerte, humano y cuerpo está en curso. Por ejemplo, si un paciente con muerte cerebral debe ser mantenido artificialmente con vida para preservar sus órganos para ser trasplantados es un problema actual de la bioética clínica.
Un campo relativamente nuevo ha revigorizado el debate: el xenotrasplante o transferencia de órganos animales (normalmente de cerdo) a cuerpos humanos. Si bien podría incrementar la oferta de órganos considerablemente, existe la amenaza del rechazo de órganos por el receptor y el riesgo de zoonosis. Además, algunos grupos por los derechos de los animales se oponen al sacrificio de un animal para la donación de órganos y han lanzado campañas para prohibirlo.
Consideraciones teleológicas
Por razones teleológicas o utilitarias, el estatus moral de la "donación de órganos del mercado negro" se basa en los fines, más que en los medios. En la medida en que aquellos que donan órganos suelen ser pobres y aquellos que pueden pagar los órganos del mercado negro suelen ser acomodados, podría parecer que existe un desequilibrio en el comercio. En muchos casos, aquellos que necesitan órganos son puestos en listas de espera para recibir órganos "legales" por períodos indeterminados de tiempos y muchos mueren esperando su turno.
La donación de órganos también se está convirtiendo en un tema bioético importante desde un punto de vista social. Si bien la mayoría de las naciones del Primer Mundo cuentan con un sistema legal que supervisa el trasplante de órganos, no es menos cierto que la demanda supera con creces la oferta. En consecuencia, ha surgido un mercado negro a menudo referido como "turismo de trasplantes."
Por una parte, se encuentran quienes sostienen que aquellos que pueden comprar órganos están explotando a aquellos que están tan desesperados como para vender sus órganos. Muchos sugieren que esto resulta en una creciente desigualdad de estatus entre los ricos y los pobres. Por otra parte, se encuentran quienes afirman que se debe permitir la venta de órganos porque detenerlos es simplemente contribuir a su estatus como pobres. Además, aquellos en favor del comercio argumentan que la explotación es moralmente preferible que la muerte y siempre que la elección se encuentra entre las nociones abstractas de justicia por un lado y una persona moribunda cuya vida puede ser salvada por el otro, el tráfico de órganos debe ser legalizado. Por el contrario, las encuestas realizadas entre donantes vivos después de la operación y en un período de cinco años después del procedimiento han mostrado un arrepentimiento extremo en una mayoría de los donantes que han manifestado que dada la oportunidad de repetir el procedimiento, no lo harían. Además, muchos participantes del estudio informaron de un empeoramiento de su situación económica tras el procedimiento. Estos estudios se centraron solo en personas que vendieron un riñón en países donde la venta de órganos ya es legal.
Una consecuencia del mercado negro de órganos ha sido varios casos de robo de órganos, incluyendo asesinatos con el propósito de robar órganos. Los proponentes de la legalización del tráfico de órganos afirman que la naturaleza del tráfico actual permite tales tragedias y que la regulación del mercado podría evitarlas. Por su parte, los opositores sostienen que un mercado podrían animar a los criminales porque sería más fácil para ellos decir que sus órganos robados son legales.
Suicidio.- Los suicidas tienen una tasa mayor de donación de órganos que el promedio. Una razón es la tasa de rechazo menor por parte de la familia y los familiares, pero la explicación de ello todavía no ha sido clarificada. Además, el consentimiento para la donación es mayor que el promedio en las personas que cometen suicidio.
El suicidio es una causa común de muerte cerebral (3.8%), principalmente entre hombres jóvenes. La donación de órganos es más común en este grupo comparado con otras causas de muerte. La muerte cerebral puede resultar en muerte legal, pero si el corazón sigue latiendo y se utiliza ventilación mecánica todos los órganos vitales pueden mantenerse totalmente vivos y funcionales, con lo cual se consiguen las condiciones óptimas para el trasplante de órganos.
Bioética y derecho. Fundamentos y problemas actuales Rodolfo Vázquez. Compilador Fondo de Cultura Económica.
Bioética.- Implicaciones éticas del trasplante de órganos. Dr Jorge E Maza Vallejos. Instituto Nacional de Pediatría. Páginas 182- 183.
REFORMAS A LA LEY GENERAL DE LA SALUD EN  NUESTRO PAIS 2011.
Por unanimidad, la Cámara de Diputados aprobó una reforma legislativa que contribuirá en gran medida a dar solución a un grave problema de salud pública que ha cobrado un gran número de vidas y que representará un ahorro sustancial en tratamientos: la donación y el trasplante de órganos.
El Dip.Miguel Osuna Millán, presidente de la Comisión de Salud de la LXI Legislatura, autor de dicha iniciativa, comentó  que el dictamen votado constituye una auténtica reforma integral y profunda para donación y trasplante de órganos en el País.   Comentó que mediante esta reforma constitucional que considerada histórica por los beneficios que traerá para las familias mexicanas, se han avalado reformas a 16 artículos de la Ley General de Salud, incorporado 11 nuevos artículos, además de que se han adicionado 23 fracciones y párrafos a artículos ya existentes en la misma Ley.   El Poder Legislativo en su conjunto,  ha demostrado una vez más que son los temas de salud los que mayor consenso puede y deben generar entre los partidos políticos, al aprobar modificaciones sustanciales que por mucho tiempo han sido una sentida demanda por parte de las organizaciones de la sociedad civil, al igual que reconocidos expertos nacionales e internacionales.  
La problemática en esta materia cobra especial relevancia debido a que muchos mexicanos han perdido y están perdiendo sus vidas dada la escasez de órganos y una baja tasa de donación, considerando que en México tiene una lista de más de 12 mil personas en espera de un trasplante.   El diputado Osuna Millán agregó que nuestro País se encuentra muy por debajo de su potencial en la materia, ya que la tasa de donación llega a ser apenas del orden de nueve personas por cada millón de habitantes, en el mejor de los casos.   Basado en datos de la Secretaría de Salud Federal y de otras instancias y organismos públicos y privados, lo que más se requiere son donaciones y trasplantes de riñón, hígado, corazón, páncreas, pulmón o córnea; y que mientras en España hay tasas de donación de 34 personas por millón para cubrir el 44% de sus necesidades, y en Estados Unidos hay 25.5 personas por millón, en México la cifra es apenas de 5 donantes por millón. En 2009, el 81% de los trasplantes de riñón en México se hicieron con donante vivo y el resto fue con donantes cadavéricos. Además, la nueva ley mejora significativamente todos los procesos relativos a la asignación, distribución, procuración de órganos y tejidos; y sentará las bases para convertir a México en un líder mundial en el campo de la donación y el trasplante de órganos.
http://portfo.li.salud.














CONCLUSIONES
Es claro pensar de la realidad  referente a los trasplantes , pero si este fuera de manera  altruista  los conceptos cambiaran porque hubiese más órganos disponibles,  y no habría que esperar tanto para recibirlo, sin embargo es importante la necesidad  de hacerse  obligatoria, pues en México, estamos con resultados sumamente  pobres, Chiapas no es la excepción, en realidad se requiere de propiciar una cultura consciente que tenga otro panorama en la sensibilidad de la importancia que reviste el problema de la donación, por tanto es necesario buscar estrategias eficaces que puedan tener mayores resultados y evitar demoras que no favorecen y que a la larga conllevan a la muerte. Contar con un presupuesto obviamente apoyado para su tratamiento posterior en los casos específicos, que faciliten una mejor calidad de vida.
A pesar de que en México, el artículo 327 de la Ley General de Salud, establece el principio de altruismo, lo que el donante debe tener como objetivo buscar el bien de otra persona, otorgándole un órgano, tejido o célula para que pueda mejorar su salud y, en general mejorar su calidad de vida,. Todo es posible si se tiene legalidad y se controla el mercadeo o trafico de órganos que si bien es cierto que se controla y respalda  con los comités de bioética existentes.  
El problema se centra entonces en la falta de facultad de disposición de los cadáveres por parte del estado, aunque considero la primera medida pera imponer “la cultura de la donación”, (la cultura se inserta en la sociedad por voluntad o por fuerza), por lo que creo que la medicina no es precisamente el problema, pues esta solo ha sido obstaculizada en sus avances por mantener la vida con disposiciones legales, lo que no me parece justo.
Además yo propondría una propuesta, el de lograr erradicar  el tráfico de órganos, pues dado que la creciente demanda y  la insuficiencia de órganos, muchos personas de la  sociedad que cuentan con  recursos compran y trafican  con ellos, quienes son personas oportunistas de aprovecharse de la situación, sin ningún tipo de ética pues lo hacen de una manera despiadada y sin moral alguna.
El hacer obligatoria la donación de órganos entonces, logrará evitar la inseguridad y el temor constante de ser presa de este tipo de tráfico que ya no solo es de órganos, tejidos o células de seres humanos que pueden ver en cualquier momento vulnerados sus derechos y garantías individuales.
Lo que si nos debería de preocupar es del peligro latente de ser presa de un tráfico de órganos, en adultos niños, que son enmascarado de una manera diferente. Pero también  sería el de controlar y castigar a los que lo ejecutan,  seria una medida de evitar este tipo de tráficos.
Si bien en este año 2011 se aprueba en la Cámara de Diputados nuevas leyes propiciando mejoras respecto a los Trasplantes de Órganos, Los factores culturales sociales entre otros aspectos serán motivo del cambio a mediano plazo, de los  avances en materia de trasplantes en nuestro País  y alcanzar  parámetros diferentes de otros países por ejemplo España.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada